Todos los que escribimos sobre educación financiera sin falta tenemos que hacer mención –en algún momento- a esta clásica regla universal de manejo de mensual del dinero.  De verdad, hasta las empresas y los gobiernos deberían aplicarla: 20% para prevenir e invertir, 50% para los gastos fijos, 30% para temas flexibles. Siempre debo aclarar al inicio: Estos escritos no aplican para situaciones extremas de problemas serios de salud o situaciones extremas para lo cual existen otros métodos.  
Originalmente todos los escritores hablan de regla del 50-30-20 en ese orden. Sin embargo, en mi opinión el secreto del éxito está en empezar por el ahorro mensual del 20%  (independiente de cuanto sea nuestro ingreso, porque la tentación es exactamente siempre al revés: gastamos 20% más de lo que ganamos.  Si ganamos 100 tendemos a gastar 120,  si ganamos 1.000 tendemos a gastar 1.200, porque vivimos en el mundo del crédito de consumo de fácil acceso y a veces de ofertas no muy responsables.   
Primero, el 20% :

El cuento de la hormiguita y la cigarra sigue vigente hoy.  La parte más difícil es apartar este 20% de entrada.  Muchos al leer quizá digan que es imposible hacerlo, y estoy de acuerdo que de entrada es difícil, pero vale la pena empezar con al menos 5% y luego mensualmente ir viendo en que estamos gastando innecesariamente e ir ajustando hasta llegar al 20%.  En mi opinión también muy personal, que no está en ningún libro de finanzas, quizá en alguno mío próximo, existe el hecho de que si logramos dar a los más necesitados parte de este 20% luego siempre vuelve multiplicado por 100, a veces en efectivo y a veces en la forma menos esperada.  

La contracorriente muy fuerte hoy y que está llevando a crisis financieras a muchas personas y familias, es que dicen que el cuento de la hormiga y la cigarra es un cuento viejo, pasado de moda, incluso hay chistes contra ese cuento, ya que lo que está de moda es “vivir la vida ahora”.  No me cansare de repetir que, sobre todo ahora que llegan las fiestas de fin de año los slogans publicitarios de “comprar hoy, pagar mañana”, son exactamente lo contrario de esta regla básica, en particular si no queremos meternos en problemas, deudas innecesarias, riesgos de figurar como morosos, riesgo de perder el trabajo y comprometer nuestra estabilidad financiera.

Ahora, si estamos empezando con una situación de endeudamiento, este 20% (ojala no más que esto), debe estar destinado a cubrir las deudas existentes hasta cancelarlas para luego empezar a ahorrar.  Esta parte inicial es fundamental y es el cimiento para construir o quizá reconstruir una mejor vida financiera. 
Segundo, el 50%.  Los gastos básicos corrientes:

Este es el porcentaje de nuestros ingresos o del ingreso familiar total que debe ser destinado a cubrir las necesidades básicas.  Yo los clasifico en 5 grupos.

Gastos del Hogar: Alimentación, Limpieza, Alquiler o cuota del préstamo de la casa, Vestimenta.

Gastos de Salud: Medicamentos, Consultas médicas, Aporte a Seguros de Salud Públicos o Privados

Gastos de Educación: Colegio o Facultad, Libros y Materiales, Actividades Extracurriculares.

Gastos de Servicios: Ande, Essap, Copaco, Celulares, TV/Internet, Serv Domestico, Impuestos.

Gastos de Movilidad y Seguridad: Pasajes, Combustible, Taxis, Seguros, Guardias/Alarmas. 

Por último, el 30%   Los gastos flexibles:

Fines de semana, clubes, servicios de peluquería, vacaciones, cine, cumpleaños, regalos.   

Ese punto final ya podría ser para terminar, pero casualmente es aquí donde empiezan los problemas. Por que?  Porque esta es la parte que una gran mayoría de familias que están con problemas de deudas, han financiado mal esta parte con cuotas más allá del 100% de sus total de ingresos,  Es sumar y restar antes de tomar una nueva deuda y no usar la tarjeta más allá de lo que realmente podemoa pagar.Recordar que el pago mínimo –en un descuido- puede subir y subir hasta que ya no se pueda pagar.  La tarjeta de crédito es un instrumento financiero muy noble si se usa responsablemente y si los emisores siguen haciendo el esfuerzo extra de educar aún más al momento de entregar las mismas.
Entonces 20 + 50 + 30 = 100.   

La mayor parte de este artículo fue dedicado al 20% inicial.   Ahí es donde empieza todo.  Siempre invito a los lectores a que puedan bajar en forma gratuita una planilla de cálculo Excel, muy sencilla y amigable del siguiente sitio, es un aporte sin costo para que las familias y personas en forma individual puedan empezar un sano ejercicio de auto-conocimiento financiero con un buen presupuesto:

 http://www.trustfamilyoffice.com/publicaciones.php.

Dar click en :

Presupuesto-Base-personal-familiar

Si algún lector desea utilizarlo para otros fines agradeceré simplemente el crédito/la mención escrita a esta fuente original.  Muchas gracias y buen mes de Noviembre para todos. 

Twitter @angelopalacios.

Anuncios