Por @angelopalacios en Twitter

Al mes de Enero lo conocemos mucho en nuestro país por estas cuatro características. Hasta el 6 de Enero todo es fiesta, y luego ya el mes nunca termina. Los más afortunados recurren a sus ahorros, los siguientes en suerte recurren al saldo que todavía tienen en sus tarjetas de crédito y los menos afortunados ya son clientes potenciales de usureros. Salvo que exista algún pariente o amigo que de una mano, esto ocurre año tras año. Adicionalmente al calor, la parte financiera de este mes juega un papel clave en nuestros estados de ánimo, siendo una combinación explosiva.

Colegas que han escrito sobre Educación Financiera el mes pasado han sugerido muchas formas de cómo gastar/invertir el aguinaldo y los ingresos de Diciembre, pero la realidad es que a la hora de la verdad –en particular con el aguinaldo- restringir su uso es algo prácticamente imposible por nuestra característica como país y como paraguayos en particular. La realidad es que la gran mayoría de la población está ya sobre-endeudada y si no lo está, existe un ansia general de comprar reprimida durante 11 meses, ya sean de necesidades básicas o no, la cual se da rienda suelta en Diciembre y más aún influenciados por avisos comerciales muy bien logrados -que buscaron y lograron- quedarse con ese gasto nuestro del aguinaldo.
Pero ya está hecho. Ahora respirar profundo, recurrir a una de las alternativas indicadas y sin dudas a partir de ahora busquemos evitar que la bola de nieve de deudas siga creciendo y que nuestro propósito de inicio de año sea evitar PERDERLO TODO por seguir cayendo en alguna de las siguientes trampas financieras.
La trampa de las promociones.

Una vez se realizó un experimento social que decía así. “Cerveza: Gs 10.000. Promoción!!: Lleve 3 x Gs 30.000” (los números no eran así de redondos, eran un poco más confusos a propósito). Y ya se imaginaran la conclusión:. La gente en un 80% llevaba la promoción, sin ahorrar ni un solo Guaraní y gastando el triple de lo que realmente pensaba gastar. Algunos amigos más extremistas anti-promoción dicen que la mejor promoción es “No compre nada y ahorre 100% “. Otra broma clásica sobre las promociones es: “Mira lo que me compre!… Pregunta: Y para que sirve? Respuesta: No sé muy bien, pero estaba en promoción”. Aunque me consta que existen promociones honestas y con productos útiles.
La trampa de los créditos pre-aprobados.

Particularmente si llega por mensaje o aparece en la pantalla del cajero automático. Reconozco que es DEMASIADO fuerte la tentación. Primero porque nos sentimos importantes y reconocidos por nuestra entidad financiera, y porque el fondo somos seres humanos con necesidades ilimitadas, pero la verdad con recursos limitados, como nos enseñaban en las primeras clases de Economia. Por favor no caigamos en los pre-aprobados. Salvo que ya estaba prevista realizar dicha inversión y que la cuota del pre-aprobado incluya una tasa de interés razonable.
La trampa de “cuota más baja pero plazo mas largo”.

Sin dudas tu deuda será mayor y sin dudas tu tasa de interes es obviamente mayor. Tener particular cuidado con electrodomésticos, y motocicletas, luego al siguiente nivel con autos e inmuebles. La ilusión de la cuota más baja nos invita a comprar cosas por impulso. Por favor: Electrodomesticos caros máximo 24 meses, Automoviles máximo 48 meses. Para casos de inmuebles se puede conversar. Una zona donde no me atrevo a ni a entrar es en festejos de 15 años y Bodas, ahí si hay que ser valiente para atajarse en Paraguay. El que logra hacerlo tiene mi personal admiración y le invito, de verdad a ayudarme a escribir juntos.
La trampa de las cuotas sin intereses.

. Esto financieramente no existe, es una ilusión visual en tu extracto de tarjeta, el dinero tiene un valor en el tiempo siempre y los intereses ya estaban escondidos o en el precio más alto que pagamos, o en el hecho que los Bancos saben estadísticamente que realmente vamos a terminar pagando solamente el pago mínimo y financiando el resto, cobrando ahí los intereses. No estoy diciendo que nunca usen estas ofertas, solo advertir que hay que saber usarlas. Si el precio es bueno y cada fin de mes vamos a pagar el 100% de la tarjeta, adelante.
La trampa y tentación de tener más de 2 tarjetas de credito, para “casos de emergencia”.

Recordemos siempre que las tarjetas constituyen la forma más rápida de endeudamiento, porque está con línea aprobada y al alcance de la mano y en cualquier cajero automatico y en cualquier comercio del mundo. Con 2 tarjetas, es de verdad suficiente, normalmente si tenes mas que 2 tarjetas, podes caer fácilmente en la tentación de vivir por encima de tus reales posibilidades, lo cual siempre termina en deudas impagables y riesgo de perder cosas muy preciadas, hasta tu matrimonio o tu trabajo.
Todos los avisos comerciales que pasaron estos últimos meses apelaron cada vez más a las emociones (la debilidad principal del ser humano, y aun mucho más de nosotros los paraguayos. Emociones y Dinero: Duo que mal manejado lleva a la bancarrota a cualquiera). Somos, y me incluyo, muy afectivos. Un conocido actor norteamericano decía que él está de acuerdo que el dinero no da la felicidad pero decía que “le produce una sensación muy parecida a la felicidad y que haría falta un experto para hacerle notar la diferencia”. De hecho hay muchos escritos y hasta catequesis completas sobre los engaños que existen con el Dinero, pero es algo con lo que nos toca lidiar cada día y que con estas breves columnas mensuales intento dar unas guías para no caer en los extremos.
Si hoy al leer, este articulo ya estamos en una situación límite de deudas muy grandes, existen forma de salir gradualmente. Consulte siempre con un amigo o asesor de confianza para ayudarle. Si Usted es un empleado / colaborador valioso en su empresa, también debería compartir con transparencia su situación con sus superiores para buscar una salida con intereses más bajos. Hay empresas que poseen programas financieros de apoyo y retención de sus mejores talentos.

En Twitter : @angelopalacios

Anuncios