Abuso infantil: Dar dinero fácil a los chicos 

Por: @angelopalacios

 

Leí hace un tiempo un mensaje que decía “Dar dinero fácil a los niños/jóvenes debería ser considerado abuso infantil por la ONU” o (child abuse del original). Busque mucho ese mensaje en Twitter para citar la fuente de inspiración y no lo encontré, Si algún lector lo vio me lo reenvía por favor. Estoy 100% de acuerdo porque:

 

1. Les “incapacita”.

Pierden noción del valor del esfuerzo y del trabajo. El trabajo dignifica, si tienen dinero fácil de sus padres o de sus abuelos la tendencia natural es aplicar la ley del menor esfuerzo. Ya los primeros economistas neoclásicos hablaban de que el ser humano es así, trata de conseguir lo máximo con el mínimo esfuerzo. No incapacitemos a niños o adolescentes haciendo esto. “Que se vuelvan capaces de ser héroes haciendo y terminando cada tarea/trabajo que se les encomienda”.   Luego ya quedaran sin presencia de padres y abuelos, y deberan ver de ganarse solos el pan de cada dia. Es mejor capacitarlos desde ya, aunque algunas familias tengan la posibilidad de ayudarles financieramente en todo.

 

2. Les quita la “inocencia”.

La inocencia de disfrutar de sus primeras cosas logradas y obtenidas por su propio esfuerzo. Ese sabor único es totalmente injusto quitarles, es de verdad un “abuso infantil” privarles de esa su “primera vez”. No se les debe privar de esa degustación única del propio esfuerzo y sus frutos. La famosa frase de no darles el pescado sino enseñarles a pescar, que sientan el esfuerzo y el gusto de sacar su primer pez.

 

3.Les roba “virtudes”.

Las mismas que vimos en el artículo anterior (templanza, carácter). Estas tienden a esfumarse con esta mala práctica del dinero fácil. Ahora está de moda hablar de la generación de los “millenials” o de la “generación Z”, y se investiga mucho la tendencia de que ellos renuncian fácilmente a sus trabajos ante el primer problema. No soy un experto en Capital Humano, pero de verdad invito a algún lector profesional del rubro, que filtre de sus encuestas a los Generación Z que reciben “subsidio” de sus padres o abuelos, o que –peor aun- en el fondo saben que si hay un problema sus padres/abuelos le van a hacer “el aguante”.   Me gustaria ver las conclusion, mi hipotesis es que la diferencia y las conclusiones van a ser totalmente diferentes para aquellos Millenials que saben que tendran que que pelearla solos, no seran tan irresponsables.  Entiendo que no es un tema de edad o generacional, es un tema de haber recibido dinero facil o que saben que recibiran dinero facil. Asi cualquiera.

 

4. Les quita de la “realidad”:

En algunos casos, algunos milenials que han recibido dinero facil tienden a creerse de un nivel superior y  facilmente juzgan a otros grupos que no han tenido los mismos privilegios.   Hay excepciones.   El dinero facil tiene a generarles dificultad en tener “empatía” poniéndose en el lugar de los demás y buscar ayudarles a salir adelante. Si lo hacen tienden a hacerlo porque está de moda y el grupo lo hace, no por real convicción. El clásico de “dar la limosna con la punta de los dedos y sin mirar a los ojos, que decía el Papa en Paraguay”. Invitemos e inculquemos a los chicos y jovenes a emprender y trabajar duro.

 

5.Les cambia la “escala” de valores.

Para los que tienen empresas familiares, lo más probable es que no quieran ayudar tanto en la empresa familiar. Particularmente si han recibido todo gratis. Las estadísticas dicen que el 70% de las empresas familiares desaparecen en el 2da generación. Esto ocurre porque estos tienden a hacen polvo el trabajo (capital) de sus padres, ya que nunca entendieron la diferencia entre capital bien invertido e interés/dividendos y en particular si no participaron en el trabajo de construirlo. Excepciones siempre existen -claro- especialmente para hijos de empresas familiares que no hayan sido “abusados” recibiendo dinero fácil sin mucho esfuerzo. Estos salen adelante.

 

Finalmente.

Adultos, tienen todo el derecho de dar amor y cariño a los niños pero NO tienen el derecho de darles dinero fácil y mucho menos sin el consentimiento de sus padres. Les hacen daño.   Si a alguien le sobra dinero, es mucho mejor hacer obras de caridad a terceros que darles a sus hijos EN EXCESO de lo que necesitan. La frase de “la caridad empieza por casa no aplica en este caso”.   Muchas veces queriendo hacer el bien y que “no sufra como yo sufrí” o diciendo: que daño le puede hacerle un regalito”…terminamos haciendo un daño a hijos y nietos. Les incapacitamos.  Algunas cosas pequeñas están bien por supuesto,… pero por favor no “hagamos un abuso infantil de ello”.

 

wpid-frase-la-virtud-esta-en-el-termino-medio-aristoteles-180233.jpg

Anuncios