EL FIDEICOMISO …EXPLICADO EN SIMPLE

Publicado en Revista Foco, Paraguay-LatinAmerica

 

IMG_20170217_201733

 

Esta figura nació en la antigua Roma, época de muchas guerras, y del siguiente pedido que se hacía a una persona de confianza, un amigo: “Si no regreso de la guerra, favor te pido hagas lo siguiente…”; se lo conocía como el nombre de “Cum Amico” -Con el Amigo-.     De hecho Fideicomiso en el idioma ingles se dice también “Trust”, que a su vez significa “Confianza”.  Así, todo pasa siempre por la confianza, tanto en el mundo de los negocios, como en la vida misma.

 

El desarrollo del producto avanzo con la Inglaterra Imperialista, cuando los colonizadores viajaban al África, Asia o Estados Unidos, sin saber si regresarían y dejaban sus bienes con su voluntad detallada a un amigo de confianza.   Este concepto básico es el que rige la figura de un fideicomiso, el cual tiene 3 figuras participantes: Primera persona: La que hace el pedido a alguien de confianza (se llama Fideicomitente); Segunda: La persona de confianza que recibe el pedido o encargo (se llama Fiduciaria); y Tercera Persona: Sencillamente quien recibe el beneficio de todo este tema (se llama, como su concepto lo indica: Beneficiaria).

 

En Paraguay están habilitadas para ser legalmente Fiduciarios (la persona de confianza) y regidas por la Ley  las siguientes empresas: 1) Banco Atlas S.A.,  2) Finlatina S.A. de Finanzas,  3) Banco Familiar S.A.E.C.A., 4) Banco Continental S.A.E.C.A., 5) Agencia Financiera de Desarrollo (AFD), 6) Visión Banco S.A.E.C.A., 7) Interfisa Banco S.A.E.C.A., 8) Financiera Rio S.A.E.C.A.,  9) Banco Nacional de Fomento.    Las mismas pasaron por un proceso de aprobación en el Banco Central del Paraguay.    Fuente: www.bcp.gov.py.

 

El corazón legal de la confianza en este servicio radica en el hecho que por Ley todos estos “pedidos o encargos fiduciarios” tienen un “Patrimonio Autónomo”, lo cual significa que son INDEPENDIENTES y SEPARADOS legalmente de estas Entidades.  En otras palabras, tienen doble seguridad: Primero, las entidades pasan por un proceso de aprobación por un Ente Regulador importante; Segundo -la parte clave – si estas entidades tienen en el futuro algún problema, eso no afectara al pedido y al “Patrimonio Autonomo Encomendado”. Así, existieron casos de años anteriores donde algunas entidades fiduciarias tuvieron problemas y el patrimonio simplemente se transfirió para ser cuidado por otro Fiduciario.   El Fiduciario tiene a su nombre el bien, pero SOLO para hacer lo que se le pidió por contrato.

 

En Paraguay, esta figura es utilizada hoy día en los siguientes grandes rubros.  1) Fideicomisos de Garantía: Se utilizan para reemplazar a las clásicas hipotecas para obtener préstamos; la persona que necesita un préstamo, en lugar de hipotecar una propiedad,  da ese bien al Fiduciario, quien garantiza al Banco o Prestamista, que si no paga pondrá la casa a la venta para pagar la deuda,  2) Fideicomisos de Administración: Se usaron últimamente mucho para las obras inmobiliarias (Dúplex, Edificios). Ej. El Dueño de un terreno transfiere la propiedad a un Fiduciario, se acoplan al Fideicomiso los desarrolladores y los inversores para hacer realidad la obra.  Finalmente el Fiduciario, siguiendo el mandato que recibió, va vendiendo los departamentos por partes y va pagando proporcionalmente al dueño del terrero, a los que invirtieron y a los desarrolladores del proyecto.  3) Fideicomisos de Titularización: Ej. Cuando una empresa tiene pagares por ventas hechas a crédito (Ejemplo. Una empresa vende televisores en cuotas, tienen los pagarés que vencen dentro de 2 años, pero los junta todos y con un previo proceso de autorización de los reguladores, los “titulariza y vende” a otros, así se hacen de efectivo antes de tiempo,  4) Fideicomisos Inmobiliarios: En base a los cuales fueron construidas muchas obras civiles que hoy se ven en la nueva zona corporativa de Asunción,  5) Fideicomisos de Inversión: Sin entrar en muchos detalles, es parecido al caso de negocios inmobiliarios pero con otros tipos de activos financieros.

 

Los fideicomisos forman parte de un mundo apasionante y especial, aquellos lectores y profesionales que deseen profundizar en los detalles de esta figura pueden recurrir a las siguientes reglamentaciones, todas están en Internet.  Ley N° 861 de 1996 “General de Bancos, Financieras y Otras Entidades de Crédito”, Ley N° 921 de 1996 “De Negocios Fiduciarios” y la Resolución N° 12, Acta N° 9 de Febrero 2011 “Reglamento de Operaciones Fiduciarias” del Directorio del Banco Central del Paraguay.

 

Twitter @angelopalacios

www.trustfamilyoffice.com

Facebook: TrustFamilyOffice

 

Anuncios