Fideicomisos Ambientales de Carbono…. explicado en simple

 

La base de este instrumento financiero nace en la Convención Marco de la Naciones Unidas sobre el Cambio Climático cuyo objetivo es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial. El protocolo fue firmado en Diciembre de 1997 en Kyoto, Japón, y ha estado entrando en vigor gradualmente en la medida que los países van ratificando y adhiriéndose formalmente al contenido del mismo.  Este protocolo tiene su fuente original en la “Cubre de la Tierra” (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo),  realizada en Rio de Janeiro en 1992 a la cual Paraguay se adhirió por Ley 251 de 1993.  http://www.seam.gov.py/sites/default/files/ley_251.pdf

 

 

El protocolo establece un mecanismo por el cual se pueda dar un intercambio entre países/empresas que generan exceso de emisión de gases, pagando (las empresas/países) que exceden estos límites de CO2  a otras empresas/países que le compensen y certifiquen debidamente que están absorbiendo dicho exceso de gases.  Son Certificados de Conservación de Bosques Nativos o Certificados de Reforestación que absorban el exceso de emisión de CO2 de los países y empresas, debidamente documentados, auditados e inscriptos bajo las normas del Protocolo de Kyoto.  Este Certificado se perfecciona mediante la constitución de un Fideicomiso al cual se transfieren patrimonialmente las Fincas en los cuales están los bosques por cuya conservación y mantenimiento podrán recibir un pago.   Para repasar que es un fideicomiso, les recomiendo dar click al siguiente enlace de un artículo anterior que lo explica en forma sencilla: https://angelopalacios.com/2017/08/18/el-fideicomiso-explicado-en-simple-publicado-en-revista-foco-paraguay-latinamerica/

 

 

En otras palabras, países que se ha adherido al Protocolo de Kyoto y que efectivamente están enfocados en hacerlo ocurrir, empezaran a exigir a las empresas de su país que no excedan un límite x de emisión de carbono.  Sin embargo, algunos de estos países permitirán a estas empresas justificar cualquier exceso de emisión presentando a las Autoridades Ambientales de su país un CTO (Certified Tradeable Offsets), o sea un Certificado de que esta empresa está pagando y ayudando a mantener un bosque nativo o un plan de reforestación de una empresa x en el país de residencia de dicha empresa en otro país.  Para emitir estos CTOs, las empresas con excedentes de bosques o en proceso de reforestación pueden realizar los trámites para certificar dichos instrumentos a fin de que puedan ser aceptados por los países signatarios del Protocolo de Kyoto y asi venderlos a ellos y recibir un pago a cambio.  Es similar a como los Bancos hacen una tasación periódica de una propiedad dada en garantía hipotecaria, asimismo se debe realizar una auditoria periódica de los “underlying assets” o “activos subyacentes” del Fideicomiso de Retención de Carbono. En otras palabras, que el bosque siga ahí intacto o aun en mejor forma en las hectareas, fincas y distritos debidamente registrados bajo el Fideicomiso.

 

 

Los interesados en empezar a diseñar y avanzar con este producto y sus servicios derivados pueden recurrir al protocolo de Kyoto  http://unfccc.int/portal_espanol/informacion_basica/protocolo_de_kyoto/items/6215.php  y todos los enlaces relativos,  en el cual se permite la comercialización internacional de Certificados de Reducción de Gases de Efecto Invernadero.   Estas reducciones certificadas se expresan en unidades equivalentes de carbono, reducidas o compensadas.  Para que esto pueda ocurrir en Paraguay, la Ley 422 http://www.seam.gov.py/sites/default/files/ley_422.pdf  y la Ley 536 http://www.seam.gov.py/sites/default/files/ley_536.pdf deberían ser parcialmente modificadas incluyendo lo referente a estos incentivos que permitan la posibilidad de realizar y constituir fideicomisos de retención de carbono, los mecanismos de certificación y posterior comercialización.  Para aquellos lectores, propietarios y emprendedores que deseen consultar más sobre este caso pueden tomar a Costa Rica como un país que ya tiene experiencia en actividades similares. Resumiendo los CTOs (Certified Tradeable Offsets) o “Créditos de Carbono” son instrumentos financieros fiduciarios que certifican que una propiedad x , tenga certificado un volumen de bosques que logran absorber anualmente una cantidad determinada de CO2, por el cual existiría un mercado dispuesto a comprar (alguna industria en otro país), para compensar sus emisiones de gases a través de la compra y mantenimiento oficial de un Certificado de Retención de Carbono, en un bosque ubicado en otro país y de propiedad de una empresa determinada.

Por @angelopalacios en Twitterwpid-screenshot_2015-10-18-21-28-30.png

http://www.trustfamilyoffice.com

Anuncios