Salud, Dinero y Amor. Revista FocoPY

Existen 3 cosas que en esta nuestra vida nos mueven cada día y por ende mueven a la ahora famosa “Economía”.   Una canción de 1939 se titulaba “Salud, Dinero y Amor” y con amor incluyo tanto a los afectos más cercanos como también a temas espirituales; esta canción se halla atribuida a R.Schiamarella y H.Padilla.

En este tiempo que estuvimos en cuarentena y vamos ahora saliendo gradualmente, creo que todos nos dimos cuenta de muchas cosas, y creo que todos también tomamos clases rápidas de economía básica.

Las calles vacías, aquí y en el mundo.  ¿Qué las llenaban antes?  ¿Qué movía profundamente a las personas a salir? Quiza vivíamos cada día sin saber muy bien para qué; tan solo siguiendo un ritmo que nos habían impuesto.

Sin embargo, fuimos forzados por un evento de salud histórico a parar y pensar. ¿Qué nos mueve a nosotros a salir, o levantarnos por la mañana? ¿Encarar una actividad y no quedarnos en la cama?

La respuesta no es tan sencilla como parece: “Debo ganarme la vida!?” “Debo ir a estudiar!?” “Debo salir a comprar o vender  xyz!?”  Pero, ¿Para qué?  Sabemos que todo este movimiento genera “actividad económica”, pero me permito seguir preguntando…¿Para qué? Todos tenemos una razón muy profunda, y la tenemos en nuestro ADN de seres humanos, algo que recorre todo nuestro ser en cada latido y respiro que tenemos.

Es en el fondo una necesidad casi insaciable de ser aceptados, de ser queridos, aunque suene cursi para una columna sobre Economía. Otros quiza ya se “rindieron” en este afán y realizan cualquier actividades con tal de olvidar y no pensar, directamente para “no pensar”.

De ahí nacen las búsquedas de muchas actividades de entretenimiento, o en otras palabras, para “entre-tener”.  Para ocupar la mente y no pensar en la raiz profunda que realmente nos mueve.

Este es uno de los motivos de mayor stress durante la cuarentena. Tener que pensar la pregunta quiza mas compleja que tenemos ¿Yo para que vivo?.  Sabemos que parecería que : Para trabajar?, ..para estudiar?, ..para ser “alguien?”, ..para ser “mejor persona?” c, para ganar dinero?; ..pero trabajar y ganar dinero, pero nuevamente: ¿Para Qué?

Técnicamente hablando, usando un termino que ya escuche a varios..”nadie nos pidió permiso para existir”.  Por ende, …en teoría hay alguien o algo que nos “hizo”? O fuimos generados espontáneamente? Por el azar? Si esto fuera así, sería de verdad muy triste y no tendríamos prácticamente ninguna diferencia con el resto de los que compartimos esta tierra.

Sin embargo, con el permiso de los editores de esta columna me permito en este mes de Mayo -aniversario de nuestra Revista Foco-, mencionar que nos guste o no, nuestro ADN, todo nuestro ser, anhela lo que es intrínseco a ella, algo que todas las culturas, religiones o antireligiones saben desde muy dentro: Que algo nos llama a continuar viviendo, a amar y a coexistir con un anhelo de perdones mutuos.

Que en definitiva, es el PRIMER motor de la economía, pueden analizarlo bien. Lo que nos hace levantar cada día.  Ahora mismo, esto de continuar viviendo -como 1er motor de la economía- ya lo entendemos aun mejor con la nueva situación sanitaria, pero yo me estoy refiriendo inclusive a algo mucho mas profundo que solo seguir viviendo aquí, sino nuestro deseo intimo (no manifestado), de vivir para siempre.

Si la muerte fuera un final, y no solamente un paso, un paso duro, pero un paso, nada tendria sentido real, y seriamos de verdad, “los más desdichados” como lo indica S.P.Tarso. Asi, luego de entender que genuinamente este es el Primerisimo Motor de la Economía, ya viene todo lo demas y a lo cual me referí en una columna anterior titulada “Volvamos a nuestras raíces” https://angelopalacios.com/2020/03/14/covid19-volvamos-a-nuestras-raices/.

De esta manera, estando seguros de que nuestra vida realmente tiene un sentido y un proposito mucho más profundo, todo lo demás –aunque no lo creamos- pasa a ser secundario, pero si necesarios para generar ingresos suficientes para seguir nuestro camino en esta primera vida. Lo cual nos invita a ser muy inteligentes en elegir en cuales actividades enfocarnos a partir de ahora; y naturalmente serán todas aquellas necesidades básicas insatisfechas y nuevas necesidades que hayan nacido como consecuencia de la pandemia, empezando naturalmente siempre por todo lo relacionado a Alimentación, Salud, Comunicación, Socialización y Energia. Todo lo demás , por un tiempo largo, vendrá recién después.

Así, que este tiempo que nos está tocando vivir, sea un tiempo para fomentar nuestras virtudes de Humildad -saber y reconocer nuestras limitaciones-, Sencillez -contentarnos con lo que tenemos, sin exigir más de lo que realmente necesitamos-, y Agradecimiento profundo- cada lector sabrá en su interior porque agradecer-;  y a partir de allí avanzar con la cascada de generosidad y solidaridad a la cual me referí en otra nota anterior, y a la cual quiero insistir hoy: Iniciemos una cascada de solidaridad real. https://angelopalacios.com/2020/03/29/covid-19-es-tiempo-de-solidaridad-real-liderar-con-el-ejemplo-desde-el-gobierno-public-lanacionpy/.

 

Contacto:

Click aqui:  Trust Family Office

 

20190515_125742(0)1701814150800267563.jpg

Publicado por angelopalacios

Contactanos! Whasapp +595 981400998 Mail angelo.palacios@trustfamilyoffice.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: