¿Toda deuda es siempre mala?

Seguinos en Twitte; @angelopalacios

Antes de empezar, la regla natural y obvia –pero que no todos la usamos- es responder a la siguiente pregunta: ¿Puedo pagar o no puedo pagar? ¿Como saber? Quiza suena una pregunta basica , pero he visto muchos casos donde sinceramente no se han hecho esta pregunta. Ocurre siempre con las tarjetas de crédito y en particular si las han recibido de “obsequio” con un límite de crédito que excede la real capacidad de uno.  Existe mucho auto-engaño porque entran en juego las emociones. Siempre aclaro que estas columnas sobre recomendaciones de endeudamiento no aplican a temas de salud extrema donde ya existen otras cosas en juego. En estos casos normalmente todos los que tenemos todavía un poco de corazón procedemos a hipotecar la casa o prendar los autos para ayudar a alguien muy querido.

Habiendo hecho esta aclaración, abrimos el abanico para responder a la pregunta de si todas las deudas son malas.  La respuesta es: No siempre son malas. a) Tenemos el caso que para una empresa, una deuda puede ser muy buena si la obtiene en condiciones favorables y a una tasa de interés inferior a la que el giro de su negocio anual le genera, entonces gana un “margen” con dinero ajeno.     b)  Tenemos a familias que desean su primera vivienda vía hipoteca, la cual –solo si es bien calculada- y en términos razonables es una de las formas que una pareja joven deje de pagar alquileres y utilice dicha cuota de alquiler para llegar a tener algo ya propio.   c) También tenemos casos de empresas que toman deuda para adquirir activos de capital para generar producción, siempre y cuando el estudio de factibilidad sea “de verdad” sobre un escenario de ventas y márgenes realistas.   d) Similarmente, para un Gobierno, una deuda puede ser buena si la misma es íntegramente destinada a aspectos que permitan aumentar la produccion, tales como obras de infraestructura, rutas de comercio, educación y sanitación de la generación que va a pagar la deuda. Todo esto por supuesto sin márgenes de corrupción. Esto asi podrá permitir un mayor crecimiento del PIB y por ende generar los impuestos para re-pagar la deuda.  

Esto me recuerda a nuestro caso reciente en Paraguay donde se aprobó un endeudamiento importante para financiar la situación sanitaria; aquí hay un par de detalles a mencionar: Este caso es similar al de una familia que tienen un pariente muy enfermo y decide endeudarse para financiar su tratamiento y recuperación, para pagar luego, ya con la producción del paciente recuperado o pagar entre todos los hermanos y tíos.   Tomar una deuda así no es normalmente lo recomendable, pero son situaciones extremas.  A nosotros en Paraguay nos favoreció, hasta ahora, el hecho que el cálculo de Deuda Total / Capacidad Productiva aun es uno de los más bajos de la región, lo cual nos permitió tener tantos inversores dispuestos a prestarnos. Pero no nos engañemos, no entremos en la “trampa del dinero fácil vía préstamos”, en particular porque en el mundo hoy día hay mucho dinero ocioso. Puede ser un vicio y debemos volver lo más pronto posible a equilibrar nuestras cuentas fiscales (Impuestos – Gastos del Gobierno), sin mayor deuda. Este reciente préstamo de emergencia sanitaria fue algo extraordinario, y como se mencionó al principio se debe limitar porque “prestar” puede volverse algo “adictivo”.

En breves palabras finales, tiene sentido endeudarse para adquirir bienes o servicios que aumenten su valor con el paso del tiempo y por encima del costo financiero o que generen mayor capacidad productiva. El tema de deudas malas, ya todos sabemos: Prestar para consumir por encima de tus posibilidades está mal, y hacerlo a altas tasas de interés esta aun peor, así de sencillo. Recordar finalmente una deuda mala como estas, te causa un placer efímero y luego  te quita lo principal: La Libertad. Que no nos pase eso nunca ni como individuos, ni como familia, ni como empresa y mucho menos como país, porque ahí ya caemos todos. A veces, es una CDVOD “Cuestión de Vida o Deuda” (R).

Contactenos tambien en: http://www.trustfamilyoffice.com/contacts.php

Publicado por angelopalacios

Contactanos! Whasapp +595 981400998 Mail angelo.palacios@trustfamilyoffice.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: